El Árbol Transgeneracional

“Observando tu cuerpo, tus sensaciones y tu sufrimiento podrás ver el cuerpo, el sufrimiento, las esperanzas y los sueños de tus padres. Aunque ellos ya hayan fallecido, puedes contemplar esas cuestiones y escuchar las respuestas, porque eres la continuación de tus padres. Ellos aún viven en ti, en cada célula de tu cuerpo.” El arte de vivir, Thich Nhat Hanh

Si observamos un poco, veremos que nuestra vida es una repetición de hechos o de no hechos de nuestro sistema familiar.

Cuando hablamos de sistema familiar o árbol, nos referimos a nuestra procedencia biológica, independientemente de si hemos conocido o no a nuestros padres biológicos.

Nacimos en un árbol cuyo propósito es la evolución en todos los sentidos. Hasta que no somos conscientes de dicha evolución, seguimos viviendo repetidamente lo que nuestros padres, abuelos y generaciones superiores vivieron desde el dolor, la culpa, el miedo y el victimismo. Pero por encima de todo, lo vivimos para poner palabras a lo que ellos ocultaron.

Podemos reconocer que experimentamos las mismas emociones, conductas, enfermedades, abortos, secretos, herencias, hijos bastardos, infidelidades, amores imposibles, deseos no cumplidos, vidas bloqueadas, ataduras familiares, traiciones, abandonos, soledades, …

¿Y con qué finalidad? Encontrar el equilibrio o la paz en las situaciones que nuestros ancestros no pudieron, bien por falta de recursos, bien por su nivel de conciencia.

Somos los representates, los altavoces, de lo que ellos no vivieron desde el amor, de lo que silenciaron (por miedo, por culpa o vergüenza).

Cuando repetimos una situación, estamos reparando o encontrando una solución.

Podría parecer que somos víctimas de nuestro propio árbol pero, de hecho, nosotros escogimos esa situación o programa porque tenemos la llave para resolverlo y así liberar a la generación descendiente.

Si no tuviéramos los recursos para superarlo, no lo estaríamos viviendo.

Con el análisis del árbol, estamos cerrando un ciclo, de lo que hemos sido y vivido hasta ahora por fidelidad a nuestro clan (por ayudarlo), y nos damos la oportunidad de conectar con una nueva versión de nosotros mismos.

Para analizar nuestro árbol necesitamos

  • la plantilla de nuestro árbol
  • un motivo de consulta que nos esté sucediendo en el presente: bien sea una enfermedad, depresión, ansiedad, bloqueos, relación de pareja, miedos, dinero…
  • fecha de nacimiento y defunción de los personajes principales del árbol si las hay. En caso de que no estén, no es un condicionante para hacer un buen análisis

Dentro de tu símbolo, debes poner el número de hermano que eres: si eres el hijo 3 de 5, 3/5 (contando las muertes prematuras o abortos que haya tenido tu madre) También ten en cuenta que si tus padres han tenido otros hijos con diferentes parejas, tú debes poner el número de hijo que eres de la combinación padre biológico y madre biológica. Si eres hijo único pones 1

Una vez tienes el árbol dibujado y el motivo de la consulta claro, debes buscar en el árbol “el sospechoso” o personaje al que se tiene una afinidad o fidelidad (no tiene por qué ser una fidelidad consciente).

Tenemos muchas referenicas para encontrar sospechosos pero las más frecuentes y rápidas son:

  • si te llamas igual que tu madre o madre o algún abuelo
  • si tienes la misma profesión
  • si padeces la misma enfermedad
  • en definitiva, si estás viviendo lo mismo que vivió él cuando tenía tu edad (aprox)
    Una vez encontrado al sospechoso, o sospechosos, debemos marcar una flecha desde el mismo hacia nosotros.

A esta altura ya habremos hecho un click importante porque nos damos cuenta de que lo que vivimos, ya se vivió anteriormente y tenemos la oportunidad de soltarlo.

Para soltarlo hay que proceder a un duelo, para darle al ancestro un mensaje de lo que se olvidó de aprender en estas circunstancias y a la vez, nosotros nos liberamos de seguir viviendo lo mismo.

Puedes profundizar en tu árbol mirando los vídeos que están colgados en la plataforma de mindalia sobre el árbol transgeneracional, parte una y dos o en los talleres on-line de mi página web para poder hacer los duelos correctamente.

Estos artículos también
te pueden interesar

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

Conocer tu opinión
me encanta

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *